FRUTOS SECOS


MANÍ CRUDO SIN PIEL NI SAL

$3.400

Compartir:

MANI CRUDO SIN PIEL SIN SAL - EL MOLINO VERDE ®
Mani sin piel, sin sal y crudo -  100% Natural

El maní o cacahuate, es uno de los frutos secos más comunes, contienen una gran cantidad de proteínas, de hecho es uno de los alimentos que más proteína posee. El maní realmente es una legumbre, pero debido a que posee todas las propiedades de los frutos secos como los anacardos, las almendras, etc., se le incluye en la familia de los frutos secos.

Se puede comer de diferentes formas. Es bastante usual comerlos tostados, al horno, crudos, con limón y sal, sobre un pan tostado como mantequilla o en la harina. También es muy común encontrarlos fritos, aunque este proceso deteriora sus propiedades y los hace indigestos aunque puede ser la forma preferida de comerlos de muchas personas.

Un buen puñado de cacahuetes nos ayuda a frenar el apetito y son ideales para consumirlos entre horas. El consumo moderado nos aporta muchos beneficios. Es ideal comerlos curdos sin freírlos y sin aporte extra de sal. De esta forma, nos aporta los máximos beneficios nutricionales para nuestra salud. Además, los cacahuetes son ricos en grasa por lo que la moderación es clave para comer este fruto seco de forma saludable. Con un puñado de este fruto seco al día, nos aprovechamos todos los beneficios que nos aporta de forma equilibrada.

PROPIEDADES Y BENEFICIOS:

  • Una cantidad de 100 gr de maní tiene aproximadamente: (544 kilocalorías (kcal); 20 gr de carbohidratos; 27 gr de proteínas; 44 gr de grasas; monoinsaturadas en su mayoría)
  • Además de otros nutrientes como: (Zinc; Magnesio; Vitaminas B y E; No contiene colesterol)
  • Ayuda a la prevención de: (Cáncer; Envejecimiento precoz; Enfermedades cardiovasculares; Manutención de la salud muscular; También ayuda como suministro energético y en la mejora del humor)
  • Prevención del cáncer: Al ser fuente de una sustancia como el resveratrol, ácido fólico, ácido fítico y vitamina E, el maní es un aliado importante para la prevención de algunos tipos de cáncer. Estudios muestran que una eficiente función de prevención del cáncer de colon es el caso de personas que consumen maní regularmente, por lo menos dos veces por semana. Disminuyendo la incidencia en más de 55% en el caso de las mujeres y 25% en el caso de los hombres.
  • Pérdida de peso: Como es un alimento que contiene los tres macronutrientes (grasas, proteínas y carbohidratos), además de ser una excelente fuente de fibras, proporciona sensación de saciedad, especialmente para personas con dietas restrictivas, aliviando la sensación de privación (que lleva a muchas personas a comer más). El maní es una excelente opción para ser consumido en pequeñas porciones por día.
  • Construcción muscular: Conteniendo una razonable cantidad de proteínas, es un alimento vegetal que tiene ricas cadenas de aminoácidos en su formación, ayudando a la construcción muscular. Además de ello, es una rica fuente de energías, siendo ideal para la realización de actividades deportivas, como correr.
  • Protección del sistema nervioso: Fuente de vitamina B3, una porción de maní al día puede suplir cerca del 15% de la ingesta diaria para la protección contra enfermedades como el alzheimer o relacionadas con la senilidad, presentadas más comunmente en edades avanzadas. De esta forma, puede ser una importante fuente de vitaminas para el ciudado del cerebro y del sistema nervioso.
  • Función antioxidante: Los alimentos con función antioxidante son importantes para la prevención del envejecimiento precoz, enfermedades cardiacas y hasta el cáncer. Sabiendo eso, los maníes, ricos en vitamina E, cuentan con funciones antioxidantes que, por combatir los radicales libres, son ideales para la prevención de la degeneración. Una curiosidad es que, en este caso, si se tuesta de la forma correcta puede aumentar la concentración de polifenoles en hasta un 22%.
  • Nutrientes y grasas saludables: El maní es rico en nutrientes, vitaminas minerales, antioxidantes y fitoquímicos. Son una fuente de niacina, folato, fibra, vitamina E, magnesio, fósforo, coenzima Q10, resveratrol, grasas saludables y de proteínas. Aunque este producto provee grasa de buena calidad, cada gramo provee 9 calorías. Así que hay que ir con cuidado con abusar de su consumo. El maní de forma natural no contiene grasas transaturadas, azúcar, ni sodio. Por el contrario, las grasas que contiene el maní son en mayor parte monoinsaturadas (el tipo de grasas saludables encontrada en el aceite de oliva) y polinisaturadas (las grasas tipo Omega 3, 6 y 9). Todas ellas son beneficiosas para el sistema cardiovascular y aportan energía a los requerimientos diarios.
  • Para las embarazadas: El maní aporta una gran cantidad de ácido fólico que ayuda a una correcta ovulación pre-embarazo y a un desarrollo normal del bebé, previniendo malformaciones y problemas de gestación.
  • Procesa el azúcar: Aunque contiene grandes cantidades de grasa, su consumo ayuda al hígado a equilibrar su funcionamiento y al páncreas a procesar más fácilmente el azúcar.
  • Tiene fibra: Al ser rico en fibra natural es especialmente saludable para el corazón y el sistema digestivo, lo que disminuye el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas o de colón. También reduce los niveles de colesterol en la sangre.
  • Es un afrodisíaco: En la cultura peruana, le otorgan un valor afrodisíaco. Puede ser por su significativo contenido en nutrientes y de ácidos grasos esenciales que son precursores de la producción hormonal. El maní es especialmente rico en zinc, un mineral que se encuentra en las células por todo el cuerpo y que es necesario para numerosos procesos metabólicos, especialmente durante la actividad sexual.
  • Antidepresivo: Además de reír y consumir chocolate, consumir un cuarto de taza de maní al día ayuda a generar niveles altos de serotonina en el cerebro, que se traduce en un equilibrio hormonal y convierte al maní en un aliado natural contra la depresión. Su alto contenido energético ayuda a disminuir la sensación de debilidad, cansancio y apatía.
  • Es digestivo: El efecto del maní en la digestión hace que disminuya el nivel de alcohol en la sangre y así como sus efectos. Consumir una cantidad moderada de maní antes de tomar alcohol permite una mayor resistencia y puede incluso (hasta cierto punto) prevenir el «ratón». Por eso es frecuente encontrar maní gratis en los bares. Mientras mayor es la resistencia del cliente, más probabilidades hay de que continúe el consumo de licores.

FORMA DE CONSUMIR:

Puede ser consumido de diversas maneras. Pero, popularmente, se come tostado (pelado o no, con sal o no). También hay quienes lo consumen en crema, salsas, dulces, salados e incluso como complemento de platos principales. Incluso con esa diversidad de posibilidades para el consumo, el más adecuado para implementer en el día a día es el maní crudo. Según nutricionistas, cualquier alimento natural expuesto al calor, al tiempo, a la humedad o a otros cambios ambientales tiende a sufrir alteraciones en sus propiedades y características. Cuando se tuesta, por ejemplo, sufre una disminución en la concentración de proteínas, de fibras alimenticias y carbohidratos, mientras que su valor calórico puede incrementarse hasta en un 11%. Por tanto, el mejor tipo para consumo diario es el crudo. Incluso así, su ingesta debe ser moderada, no pudiendo ultrapasar porciones equivalentes a un puñado, 5 veces por semana.

COMO HACER MANTEQUILLA DE MANI:

INGREDIENTES (para un frasco de crema de maní): 

  • 250gr de maní pelado crudo sin sal
  • 1 cucharadita de aceite vegetal
  • 1 cucharadita de miel (opcional)
  • Media cucharadita de sal (opcional)

PASOS:

  • Poner los maníes en una sartén a fuego medio durante unos 5 minutos hasta que estén tostados. Revolver continuamente para que no se quemen (si se queman la mantequilla de mani quedará amarga). 
  • Poner el maní tostado en la licuadora o en un recipiente donde podamos utilizar el mixer/minipimer. Agregar una cucharadita de aceite de oliva, también pueden utilizar aceite de girasol u cualquier otro aceite, pero el de oliva le dará un sabor especial. Recuerden que es solo una cucharadita ya que luego el maní aportará su aceite natural.
  • Opcionalmente pueden agregar una cucharadita de azúcar o miel, y una pizca de sal. Esto es a gusto, a mi me encanta cómo queda con azúcar y sal pero si solo usan maní la mantequilla va a quedar deliciosa también. Si es la primera vez que intentan hacer mantequilla de mani casera pueden preparar un poco con miel/azucar y sal y otro poco natural, luego me cuentan cual les gustó más.
  • Comenzamos a licuar, empezamos despacio para romper el maní. Cada tanto vamos a parar la licuadora y separar la mezcla con una espátula, para luego seguir licuando. Debemos repetir éstos pasos hasta que la mezcla quede totalmente cremosa (vamos a tardar aproximadamente 5 minutos). Ésta consistencia de crema de maní se la va a dar el propio aceite del maní, que además es super sano!
  • Por último vamos a enfrascar. Pueden ver éste post de cómo esterilizar frascos para que la mantequilla de maní les dure más. Y ya está lista, cremosa y muy rica!

CONDICIONES DE ENVÍOS:
Realizamos envíos a todo Colombia por servientrega, interrapidisimo o la empresa de su elección.
Se envía con pago del flete contra-entrega.
Puede recoger su producto en Bogotá.
El envío se realiza de 1 a 2 días hábiles, después de confirmado el pago.